Rincón Trans

Los derechos conseguidos por la comunidad TRANS en España durante los últimos años han sido muy importantes, en especial, la Ley 3/2007, de 15 de marzo, reguladora de la rectificación registral de la mención relativa al sexo de las personas, más conocida como Ley de Identidad de Género, que permite a las personas transexuales modificar a todos los efectos legales su nombre y su género. A esta ley cabe sumar la legislación específica que poseen algunas Comunidades Autónomas con Leyes Integrales sobre Transexualidad en las que se contempla la creación de unidades específicas en el ámbito sanitario para la atención psicológica, endocrina y quirúrgica de las personas transexuales, así como el fomento de políticas activas de empleo para este colectivo y atención a la diversidad sexual en el ámbito educativo. Todos estos avances legales en el Estado español se ven ensombrecidos por la no despatologización de la transexualidad por parte de la OMS, que sigue considerándolas personas enfermas y empleando términos como “disforia de género”.

Los avances legales se traducen en grandes avances sociales para todas y todos, sin embargo la normalización de la transexualidad en todos los ámbitos de la vida cotidiana en España es aún una utopía. La realidad de las personas transexuales es muy diversa, existen grandes diferencias entre las personas transexuales de mayor edad (que todavía vivieron periodos de represión, transfobia generalizada y rechazo social y familiar) y las más jóvenes (que ya han podido disfrutar de los derechos conseguidos), también existe una marcada diferencia entre la vivencia de la transexualidad en entornos rurales o grandes urbes (forzando una migración trans hacia las ciudades), o la marcada discriminación de género entre mujeres transexuales y hombres transexuales, fruto de las sociedades patriarcales y machistas que ven con mejores ojos el tránsito hacia lo masculino que hacia lo femenino. Cabe recordar también que para muchas mujeres transexuales la única salida laboral es el trabajo sexual, y que tres de cada cuatro mujeres transexuales que se encuentra en esta situación son seropositivas. Muchas de las mujeres transexuales de nuestro país son migrantes, ya que en sus países de origen son amenazadas y asesinadas simplemente por el hecho de ser transexuales, alcanzando cifras escandalosas, 681 mujeres transexuales asesinadas en 2008 y 116 en la primera parte del 2011,  gran parte en América latina. (Trans Respect versus Transphobia, Transegender Europe).

Todas estas circunstancias hacen que sea necesaria la intervención para el empoderamiento de la comunidad trans, para que ellas y ellos ocupen el espacio que les pertenece y que les ha sido negado sistemáticamente desde todos los ámbitos, también es necesario hacerlas participes de la educación sexual del resto de la sociedad mediante su visibilización en todas las esferas sociales y no únicamente cuando se habla de ambientes marginales. La comunidad trans necesita referentes positivos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s